<%=Club.Nombre %>

Desarrollo educativo

Programa LOS SUPERVALORES

Responsabiliad, Respeto y Esfuerzo.

En la Escuela de Fútbol Juventud Sanse creemos que la educación en valores y el deporte pueden y deben ir de la mano. Por ese motivo, hemos puesto en marcha el programa Los Supervalores, con el fin de reforzar el proceso de aprendizaje en valores que nuestros jugadores y jugadoras reciben en su casa, en el colegio y en sus equipos.

 

¿En qué consiste?

A partir de febrero se propondrán diferentes actividades y dinámicas en torno a un valor en concreto. El fin es que nuestros chicos y chicas conozcan su significado y descubran cómo actuar para ser cada día mejores personas.

En todo este proceso de aprendizaje la labor de las familias es fundamental. Por ello, cada mes os propondremos una serie de estrategias que puedan serviros como guía para “entrenar en valores”. Además, os animamos a participar conjuntamente con vuestros hijos e hijas en la actividad “El carnet de los valores”. 

 

El carnet de los valores

El objetivo de esta actividad es profundizar en el descubrimiento de los valores propuestos para cada mes, así como en diferentes pautas que los niños y niñas pueden seguir para su aprendizaje. Creemos que la mejor manera de hacerlo es de forma lúdica y junto a las personas más importantes para ellos. 

Para ello habrá que superar pruebas, buscar pistas, leer historias o resolver acertijos que nos darán diferentes estrategias sobre cómo actuar en relación al valor de cada mes.

Aquellos que consigan completar cada prueba recibirán el sello del valor correspondiente en su carnet. ¿Serán capaces de completarlos todos?

Esta actividad es voluntaria, y se propone para niños y niñas en categoría benjamín y prebenjamín, que recibirán el carnet de manos de su entrenador. Si algún jugador de otra categoría quisiera participar puede pedir en la sede su carnet de los valores. 

Os recomendamos que una vez encontrada cada pista o superada cada prueba dediquéis un tiempo a trabajar cada dinámica o actividad con ellos. 

 

 

RESPONSABILIDAD

La responsabilidad está relacionada con el cumplimiento de las obligaciones, la toma de decisiones y la aceptación de sus consecuencias. Es un valor fundamental para los niños y niñas porque les ayudará a ser más autónomos, a alcanzar sus metas y a ganarse la confianza de otras personas.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a ser más responsables?

Al igual que un regate la responsabilidad se puede entrenar utilizando para ello distintas estrategias:

  • Concretar metas por escrito que exijan un esfuerzo pero que sean alcanzables, utilizando un vocabulario entendible. Después, pensar conjuntamente qué necesitan hacer para poder conseguirlo.
  • Establecer normas sencillas en casa. Cumplirlas, así como asumir sus consecuencias cuando no lo haga, contribuirá a su aprendizaje. En algunos casos estas normas y sus consecuencias pueden fijarse previamente de forma conjunta con los niños.
  • Servir de ejemplo. Los niños en crecimiento tienden a imitar la conducta de sus padres, por lo que es importante no enviar un mensaje contradictorio.
  • Tener presente sus opiniones y dejarles escoger qué quieren hacer en algunas situaciones, asumiendo la responsabilidad de la decisión tomada. 
  • Fijar rutinas. Así el niño podrá saber qué tiene que hacer en cada momento y le será más fácil cumplir con sus obligaciones.
  • Recompensas. Aunque no se debe abusar de ellas porque pueden acabar por esforzarse solo cuando hay una recompensa material, de vez en cuando son positivas ya que refuerzan los aprendizajes y aumentan la motivación.
  • Reconocer los errores y asumir las consecuencias. Es uno de los aspectos claves de la responsabilidad. Buscar excusas o culpables no ayudará en su aprendizaje. 

 

¿Cómo puedo ser más responsable en el fútbol?

  • Entendiendo la importancia de formar parte de un equipo. Si no cumplo, todos mis compañeros o compañeras se verán perjudicados.
  • Preparando yo mismo la mochila para los partidos. Con supervisión y rutina podré hacerlo.
  • Llegando con puntualidad a los entrenamientos y faltando lo menos posible.
  • Cumpliendo con las funciones que me asigne mi entrenador. 
  • Siguiendo y respetando las normas del equipo y del juego.

Ejemplo de rutina: preparar la mochila para jugar el partido. 

Aunque parezca poco importante, responsabilizarse de meter en la mochila todas las cosas que tiene que llevar a un partido es una buena manera de aprender. Como al principio puede ser un poco complicado es recomendable seguir siempre el mismo orden. Tener delante una imagen como esta, colocada cerca del lugar donde haga su mochila, le puede servir de guía 

Actividad de equipo: agenda de responsabilidades. En una tabla aparecen una serie de tareas que un niño puede hacer. En el entrenamiento marcarán aquellas que hacen en la casilla correspondiente. Después esta parte se doblará y pegará para que no puedan verla. Durante una semana tendrán que apuntar qué cosas han hecho y cuáles no. Al final de la semana podrán desplegar toda la agenda para así comprobar si realmente cumplen con las tareas o no, y marcar aquellas que se comprometen a empezar a hacer.

Carnet Supervalores Actividad familiar: Busca los 4 códigos escondidos por la instalación. Cada uno te dará un consejo para intentar ser cada día más responsable. Apúntalos en un papel y cuando los tengas todos llévalos a la oficina junto con tu carnet para recibir el sello de la Responsabilidad.  

El objetivo de esta actividad es fomentar el valor de la responsabilidad de forma amena y entretenida, y conjuntamente con las personas que para ellos son más importantes. Para que la actividad sea eficaz no solo hay que buscar los códigos, sino dedicar un tiempo a leer cada consejo e intentar aplicarlo. 

Esta actividad es voluntaria, pero sin realizarla no se podrán conseguir los sellos de valores.

 

RESPETO

Pregunta valor del mes: ¿Qué puedes hacer para ser como el segundo lobo

El respeto es un valor fundamental en el que se asientan las relaciones humanas, indispensable para la convivencia, la confianza y la dignidad de las personas. Se manifiesta mediante el buen trato hacia las distintas personas con las que compartimos nuestros momentos. No significa estar siempre de acuerdo con los demás, sino de no discriminar ni ofender por su forma de vida y decisiones, siempre que éstas no causen daño ni perjudiquen a otros. El respeto debe ser mutuo. 

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a ser más respetuosos?

Al igual que un tiro a puerta, el respeto se puede entrenar utilizando para ello distintas estrategias:

  • Ser educados. Saludar y despedirse, dar las gracias, pedir perdón, mirar a los ojos o escuchar con atención mejora la convivencia y es una muestra de respeto hacia los demás.
  • Mostrar delante del niño apoyo y respeto por quienes son figuras de autoridad para él, como profesores, entrenadores o árbitros. Aunque no estemos de acuerdo, es importante no mostrar nuestra disconformidad delante del niño.
  • Dar importancia al cumplimiento de normas sociales como cruzar por el paso de cebra solo cuando se ponga en verde o tirar la basura a la papelera. El respeto a las normas y leyes es fundamental para vivir en sociedad. Establecer también normas en casa.
  • Ponerse en el lugar del otro y reparar el daño causado. Cuando se produzca una falta de respeto no puede valer solo con disculparse. 
  • Fomentar el respeto por sí mismo, el medio ambiente, el cuidado de sus mascotas, el orden en su habitación, etc. Aunque no están relacionados directamente con la convivencia, es el primer paso para poder practicarlo con otros. 
  • Servir de ejemplo. Los niños en crecimiento tienden a imitar la conducta de sus padres, por lo que es importante no enviar un mensaje contradictorio.

 

¿Cómo puedo ser más respetuoso en el fútbol?

  • Cumpliendo las normas del equipo y del juego.
  • Llevándome bien con mis compañeros y compañeras, tratándoles con educación.
  • Entendiendo que los rivales y árbitros también son compañeros. Sin ellos no puedo jugar.
  • Cuidando el material del equipo, el mío y las instalaciones.
  • Esforzándome para mejorar cuando no trato a mis compañeros o contrarios como debo o no cumplo las normas, asumiendo las consecuencias con responsabilidad.

Completa con ayuda de tus padres: ¿Para qué sirven la figura del árbitro y del entrenador en el fútbol?

 

Actividad de equipo: Virtudes y defectos.

Cada jugador escribe en un papel 3 virtudes y 3 defectos que tenga, sin poner su nombre. Después se colocan en un mural, y se reflexiona sobre que todos tienen virtudes y defectos, y que ninguno debe ser tratado mal por ello ya que todos tenemos. Esta actividad también puede hacerse en casa.

Actividad familiar: Leer la historia y responder a las preguntas.  

El objetivo de esta actividad es reconocer la importancia del respeto de forma amena y entretenida, y conjuntamente con las personas que para ellos son más importantes. La actividad consiste en leer la historia que aparece a continuación, y responder una serie de preguntas. Una vez respondidas lleva las respuestas a la sede para recibir tu sello del respeto.

Esta actividad es voluntaria, pero sin realizarla no se podrán conseguir los sellos de valores. 

 

ESFUERZO

El esfuerzo se relaciona con la energía, el vigor o el ánimo que se supone en la realización de algo que supone un esfuerzo o dificultad. Es fundamental para lograr metas que requieren voluntad y empeño. El valor del esfuerzo está muy ligado a la confianza y a la esperanza, pues quién lo vive está convencido de poder alcanzar su objetivo.

El esfuerzo se relaciona con la energía, el vigor o el ánimo que se supone en la realización de algo que supone un esfuerzo o dificultad. Es fundamental para lograr metas que requieren voluntad y empeño. El valor del esfuerzo está muy ligado a la confianza y a la esperanza, pues quién lo vive está convencido de poder alcanzar su objetivo.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a esforzarse más?

Al igual que un pase, el esfuerzo se puede entrenar utilizando para ello distintas estrategias:

  • Armarse de paciencia. Evitar el “ya lo hago yo” cuando los niños tardan demasiado tiempo en realizar una tarea.
  • Enfrentarles a dificultades. Darles la opción de afrontar los problemas ellos solos, ofreciendo nuestra ayuda para guiarlos a la solución, pero dejando que lleguen a ella ellos solos.
  • Evitar la sobreprotección y afrontar los fracasos de manera positiva. No temer el fallo, pues es un gran maestro. Les permite conocer las consecuencias de sus actos, descubrir nuevas manera de superar las dificultades a las que se enfrente, aceptar la frustración y reconocer el valor del trabajo bien hecho.
  • Valorar la disciplina, ya que les ayudará a organizar su trabajo, a identificar sus responsabilidades y a evitar caer los impulsos o la impaciencia, haciendo lo que debe y no lo que le apetece.
  • Terminar cada tarea que empiece, aunque pueda no ser importante, como un puzle.
  • Establecer horarios, normas y responsabilidades en casa.

¿Cómo puedo esforzarme más en el fútbol?

  • Piensa cuáles son las cosas que mejor sabes hacer y cuáles te cuestan más. Así podrás centrarte en mejorarlas.
  • Si algún día no te apetece entrenar o jugar, ese día es muy importante que vayas. El esfuerzo que estás haciendo tendrá su recompensa de una manera o de otra.
  • Cuando algo te cueste no te rindas. Pregunta a tu entrenador como puedes mejorar.
  • No te fijes solo en el resultado del partido. Piensa en cómo has jugado y si te has esforzado todo lo que has podido.

Dinámica: La estrella de las metas

En la página siguiente verás una estrella de cinco puntas en la que tienes que escribir en la zona más clarita de cada punta una meta personal que te gustaría conseguir. Puedes poner lo que tú quieras (por ejemplo, sacar mejores notas, hacer los deberes sin ayuda, hacer la cama antes de ir al colegio, etc), pero tiene que ser algo que no puedas conseguir fácilmente. Debe suponerte un esfuerzo.

Cuando lo tengas, recorta la estrella y colocalá en un lugar visible de la habitación. La punta que señale hacia arriba marcará la meta que vas a intentar lograr en primer lugar.

Antes de intentar conseguirla debes rellenar con tus padres las preguntas de esta tabla sobre la meta que quieres conseguir. Te servirán de ayuda para alcanzarla.

 

MIS METAS

  • ¿Qué meta quiero conseguir?
  • ¿Qué tengo que hacer para conseguirlo?
  • ¿Sé hacerlo yo solo o necesito ayuda?
  • ¿Quién podría ayudarme a hacerlo?
  • ¿Cómo me sentiría si lo logro?

 Actividad familiar: Los retos

El objetivo de esta actividad es fomentar el valor del esfuerzo de forma amena y entretenida, y conjuntamente con las personas que para ellos son más importantes. Para ello os proponemos una serie de retos que tienen que completarse en familia y que requieren esfuerzo y superación. Cuantos más retos consigais superar más puntos tendréis, pero ¡ojo! sí un reto se queda incompleto perderéis un punto. Estos son los retos que os proponemos. Puedes compartir los retos que superes con nosotros a través de las redes sociales.

  • Hacer un cubo de rubik.
  • Montar un puzzle de más de 500 piezas.
  • Construir un castillo con cartas que tenga como mínimo tres pisos.
  • Colocar todas las fichas del dominó en fila y de pie y luego empujar la primera para que tire a todas las demás.
  • Puedes inventar otros retos que tú quieras.

Esta actividad es voluntaria, pero sin realizarla no se podrán conseguir los sellos de valores.

 

 


Share on:

  • X (Twitter)