Esfuerzo

El esfuerzo se relaciona con la energía, el vigor o el ánimo que se supone en la realización de algo que supone un esfuerzo o dificultad. Es fundamental para lograr metas que requieren voluntad y empeño. El valor del esfuerzo está muy ligado a la confianza y a la esperanza, pues quién lo vive está convencido de poder alcanzar su objetivo.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a esforzarse más?

Al igual que un pase, el esfuerzo se puede entrenar utilizando para ello distintas estrategias:

  • Armarse de paciencia. Evitar el “ya lo hago yo” cuando los niños tardan demasiado tiempo en realizar una tarea.
  • Enfrentarles a dificultades. Darles la opción de afrontar los problemas ellos solos, ofreciendo nuestra ayuda para guiarlos a la solución, pero dejando que lleguen a ella ellos solos.
  • Evitar la sobreprotección y afrontar los fracasos de manera positiva. No temer el fallo, pues es un gran maestro. Les permite conocer las consecuencias de sus actos, descubrir nuevas manera de superar las dificultades a las que se enfrente, aceptar la frustración y reconocer el valor del trabajo bien hecho.
  • Valorar la disciplina, ya que les ayudará a organizar su trabajo, a identificar sus responsabilidades y a evitar caer los impulsos o la impaciencia, haciendo lo que debe y no lo que le apetece.
  • Terminar cada tarea que empiece, aunque pueda no ser importante, como un puzle.
  • Establecer horarios, normas y responsabilidades en casa.

¿Cómo puedo esforzarme más en el fútbol?

  • Piensa cuáles son las cosas que mejor sabes hacer y cuáles te cuestan más. Así podrás centrarte en mejorarlas.
  • Si algún día no te apetece entrenar o jugar, ese día es muy importante que vayas. El esfuerzo que estás haciendo tendrá su recompensa de una manera o de otra.
  • Cuando algo te cueste no te rindas. Pregunta a tu entrenador como puedes mejorar.
  • No te fijes solo en el resultado del partido. Piensa en cómo has jugado y si te has esforzado todo lo que has podido.

Dinámica: La estrella de las metas

En la página siguiente verás una estrella de cinco puntas en la que tienes que escribir en la zona más clarita de cada punta una meta personal que te gustaría conseguir. Puedes poner lo que tú quieras (por ejemplo, sacar mejores notas, hacer los deberes sin ayuda, hacer la cama antes de ir al colegio, etc), pero tiene que ser algo que no puedas conseguir fácilmente. Debe suponerte un esfuerzo.

Cuando lo tengas, recorta la estrella y colocalá en un lugar visible de la habitación. La punta que señale hacia arriba marcará la meta que vas a intentar lograr en primer lugar.

Antes de intentar conseguirla debes rellenar con tus padres las preguntas de esta tabla sobre la meta que quieres conseguir. Te servirán de  ayuda para alcanzarla.

MIS METAS

¿Qué meta quiero conseguir?
¿Qué tengo que hacer para conseguirlo?
¿Sé hacerlo yo solo o necesito ayuda?
¿Quién podría ayudarme a hacerlo?
¿Cómo me sentiría si lo logro?

 

Actividad familiar: Los retos

El objetivo de esta actividad es fomentar el valor del esfuerzo de forma amena y entretenida, y conjuntamente con las personas que para ellos son más importantes. Para ello os proponemos una serie de retos que tienen que completarse en familia y que requieren esfuerzo y superación. Cuantos más retos consigais superar más puntos tendréis, pero ¡ojo! sí un reto se queda incompleto perderéis un punto. Estos son los retos que os proponemos. Puedes compartir los retos que superes con nosotros a través de las redes sociales.

  • Hacer un cubo de rubik.
  • Montar un puzzle de más de 500 piezas.
  • Construir un castillo con cartas que tenga como mínimo tres pisos.
  • Colocar todas las fichas del dominó en fila y de pie y luego empujar la primera para que tire a todas las demás.
  • Puedes inventar otros retos que tú quieras.

Esta actividad es voluntaria, pero sin realizarla no se podrán conseguir los sellos de valores.